Skip to main content
Mujeres antequeranas

Madre Dolores

By 24 de agosto de 2021septiembre 7th, 2021No Comments

Los y las colegialas de Nuestra Señora del Loreto pretender homenajear a la fundadora de su colegio, la Madre Dolores 

Con una vida de los más distinta a la nuestra, en una época pasada, allá por principios del siglo XIV, vivió una mujer cuya bondad y dedicación a los demás quedarían inmersos en el tiempo. Hablamos de Madre Dolores, un claro ejemplo de lucha y sacrificio antes las adversidades que la vida impone. 

Fuente: filipenses.com

Llegó al mundo un día cualquiera del año 1817. La ciudad de Sevilla fue la encargada de darle la bienvenida a la vida, dónde pasó sus primeros años. En su plena infancia, Madre Dolores vivió uno de los peores episodios de su vida. Con tan solo 11 años edad sufrió la muerte de su madre, lo que le llevo a tener que asumir el cargo frente al hogar.

El Cristianismo marcó los pasos de su vida. Desde bien pequeña mostró un gran fervor hacía la religión. Con la muerte de su padre pretendió ingresar en el convento Carmelo de Sevilla. Pero el devenir de la vida marcó otro rumbo a su vida. Junto al Padre Tejero, realizó un trabajo de lo más importante  ayudando a los más necesitados, en concreto hacía las prostitutas. 

Todo su trabajo quedó reducido en una casa destinada a estas jóvenes. Para ellas, era su hogar, donde además les enseñaban un oficio para que pudieran encontrar un trabajo con el que prosperar en el futuro. Madre Dolores y Padre Tejero fueron paras jóvenes los padres que no habían tenido. Pero quisieron ir más allá. Así, crearon un colegio en Sevilla para atender a todas las niñas, que por falta de recursos económicos, no podían recibir una educación. En Antequera, fundaron el Colegio de Nuestra Señora del Loreto en 1879, utilizando como espacio el antiguo convento de las monjas Recoletas de Antequera.

Fuente: Colegio Nuestra Señora del Loreto 

Toda una vida de dedicación a los demás, a los que más lo necesitaban. Madre Dolores es todo un ejemplo de lucha y esfuerzo. Con su ayuda incesable, ha podido cambiar la vida de los demás siempre a mejor. Sea en Sevilla o en Antequera, siempre estaba dispuesta a dar su brazo.

¿Conocías la historia de Madre Dolores? ¿Te gustaría que fuese homenajeada en el Parque Verónica? ¡Rellena el formulario aquí!